HISTORIA DE UN PROCESO

Simplemente “padre Bartolini”, así le conocen los lugareños en los poblados de aquellas tierras amazónicas donde padre Mario trabaja, los campesinos conocen su protagonismo ante los acontecimientos que entretejieron, en los últimos años, una triste historia llena de heridas.

Muchos también pueden decir lo contrario, pueden hasta atreverse a cuestionar estas formas de proceder de padre Mario; pero sólo los que viven en esos rincones de nuestra Amazonía y sienten el escozor de la injusticia, el frío de la soledad, los que a diario les corre por la frente un sudor negro de tanto trabajo para poca o ninguna ganancia, saben que padre Mario… entiende y siente lo que dice.

A comienzos de este año 2012, después de un largo caminar en estos últimos años que le tocó a la Amazonía del Perú, el luchar de los indígenas amazónicos incluso a contracorriente por donde iban las leyes y autoridades de entonces, se pudo lograr llegar al inicio de otro camino más largo aún… de luchar para vivir con derecho y dignidad. Si bien padre Mario puede andar con libertad o desarrollar su trabajo como antes, ya no será lo mismo para él, pues las cicatrices de esta experiencia las llevará siempre, como las llagas de clavos de Aquel que un día también sufrió las consecuencias de lo que dijo.

Padre Mario ahora camina por la calle taciturno y pensativo, no entiende de victorias ni triunfos humanos, no hay risa de glorias vanas en su rostro, sólo el reflejo de aquel campesino que arrastra a su familia en busca de un bocado diario, de aquellos niños huraños y desnutridos, porque un día estuvo con ellos en persona, pero lo estará siempre, aún cuando pase las fronteras de esta vida terrenal; hará entonces suyas esas hermosa palabras del gran luchador de las causas de los humildes y desprotegidos: “Yo estaré con ustedes todos los días…” (Mat 28, 20) (

AQUÍ LAS PALABRAS DE PADRE MARIO BARTOLINI… EN EL CONTEXTO DE LOS HECHOS Y EN TODA SU REAL EXPRESIÓN, COMO SÓLO ÉL LO PUEDE EXPRESAR:

Por: P.Mario Bartolini Palombi 20/01/2012

Los aprovechadores de siempre, los que edifican su bienestar económico sobre la pobreza ajena, tienen miedo que los pueblos se despierten, se organicen y exijan que se les reconozcan como “parte interlocutora” todas las veces que se trata de ellos, de su desarrollo, de sus tierras, de sus recursos, de su futuro.
La protesta amazónica -mayo y junio 2009- que se desarrolló en diferentes lugares: Bagua, Yurimaguas, Tarapoto, Napo, Atalaya; distantes entre sí, fue animada por una misma “visión de futuro de los pueblos amazónicos”: dignidad, libertad, reconocimiento como “sujeto de derechos”, respeto hacia sus culturas y territorios.

El día 05 de junio de 2009, todos los participantes en la protesta y gran parte de la población de Yurimaguas, nos reunimos para pedir al Señor que conceda el descanso eterno a los que dieron su vida en Bagua.

“El BAGUAZO” fue la consecuencia de la insensibilidad social del gobierno de ese entonces y de su “racismo étnico-cultural”. Se han hecho malabares para ocultar, desvirtuar la realidad de los hechos. Bagua reclama justicia… y desde el 05 de junio de 2009, BAGUA ES “UN SÍMBOLO” de un pueblo que dijo: ¡Ya, basta!, terminó la era de los racistas peruanos.

Los cobardes que tienen las manos y la conciencia manchadas de sangre inocente. Nos acusan, sin prueba alguna de haber promovido violencia y de estar atrás de esos hechos sangrientos.
En Yurimaguas, la protesta se llevó adelante de una manera pacífica y en coordinación con las autoridades competentes, y al conseguir, gracias a la mediación del Presidente de los Presidentes Regionales de ese entonces, César Villanueva Arévalo, actual presidente de San Martín, la derogación de algunos decretos legistativos antiamazónicos, el 20 de junio de 2009, nos despedimos con lágrimas en los ojos, para volver cada uno a su propia comunidad.

Esta protesta significó: valoración de la propia cultura y de la propia identidad. El valor de estar y actuar “unidos” sigue todavía fortaleciendo su vida social de los pueblos ribereños e indígenas (Shawi, Cucamas, Shiwilu, Candoshi, etc.)

El gobierno aprista descarga su cólera contra los dirigentes de la protesta amazónica en Yurimaguas.

Terminada la fase investigatoria, el día 13 de abril de 2010, la titular de la Primera Fiscalía Mixta de Alto Amazonas (Loreto), Sandra Alarcón, pide 10 años de cárcel para 6 de los inculpados más una reparación civil y, para Mario Bartolini Palombi, 11 años de cárcel con la posibilidad de ser expulsado del país.

Pasan los meses y el día 21 de diciembre de 2010, el Juez, Dr. Julio César Aquino Medina –Expediente Nº 2009-0155-221602-JX-01-P- absuelve solamente a Mario Bartolini de todo delito que se le inculpaba (delito de hurto agravado, delito contra los medios de transporte y comunicación, delito contra la tranquilidad pública, y delito de instigación a la rebelión), como también a Eduardo Geovanni Acate Coronel, director de Radio Oriente. Pero condenando a Gorki Vásquez, Adilia Tapullima, Elías Sánchez, Javier Alava y Bladimiro Tapayuri por atentar contra los medios de transporte, comunicación y perturbación al funcionamiento de servicios y por paz pública, en la figura de disturbios, en agravio del Estado Peruano. Las absoluciones y sentencias fueron apeladas.

Con el dictamen Nº 244-2011-MP-1ºFSP-SM-T, el Fiscal da a conocer su posición en relación a los inculpados y se nos fija la fecha 30 de noviembre de 2011 para la vista de la causa en la Sala Penal Liquidadora de San Martín, con sede en Tarapoto.

La Sala, al finalizar los términos legales emite la Resolución Nº 52 de fecha 28/12/2011 y publicada el 12 de enero de 2012. El contenido de esta Resolución Nº 52 dice:”ABSOLVIERON a dichos acusados de los cargos formulados en su contra por estos delitos…”

Adilia Tapullima Torres, Elías Sánchez Días, Javier Alava Florindez, Mario Bartolini Palombi, Bladimiro Tapayuri Murayari, Gorki Vásquez Silva, Eduardo Geovanni Acate Coronel, HEMOS SIDO ABSUELTOS DE TODOS LOS DELITOS QUE NOS HAN INCULPADO

La verdad de los hechos ha triunfado sobre las artimañas de los falsos políticos que viven a espaldas de los pueblos que consiguen engañar.

De la sangre derramada por la defensa de la dignidad de nuestros pueblos y de las semillas de dignidad y de justicia social que hemos venido sembrando en el dolor y sufrimiento, brotará una nueva sociedad, que todos anhelamos.

Fuente: Radio Oriente
Lineas de inicio: amazoniapasionista.wordpress.com

Anuncios