LA HORA DE LOS SHAWIS

Estas fotos aquí, lo dicen todo

¿QUÉ ESTÁ PASANDO CON LOS SHAWIS?

Una vez más la Amazonía se tiñe de rojo, aunque en pequeña proporción. En el distrito de Balsapuerto, departamento de Loreto, dos comunidades se enfrentaron violentamente al disputarse los límites de sus jurisdicciones, estos poblados son San Juan y San Antonio, pertenecientes al distrito de Balsapuerto y ambas son comunidades nativas pertenecientes a la etnia SHAWI. La causa estos actos violentos están siendo investigadas. Al hablarse de terrenos en la Amazonía, nunca están claros en qué situación están y quién tiene la razón, pero se ven a estas personas enfrentadas y ensangrentadas, motivo suficiente para decir que algo muy peligroso se oculta detrás de este conflicto que podrían repetirse con mayores víctimas. Esto hace recordar las numerosas muertes de “curanderos”o “chamanes” que se dieron en Balsapuerto el año pasado, aducían que eran conflictos étnicos y familiares, pero luego se supo que hubieron intereses económicos detrás, con implicación de sus autoridades locales, del mismo alcalde. Nunca se aclaró al final qué provocó tantas muertes. Alberto Pizango, actual líder indígena, el año pasado comentó algunos aspectos sobre esos hechos ocurridos en Balsapuerto, en el siguiente video:

Lo que sucedió esta semana pasada entre estos dos poblados, el medio informativo “VOCES” de Tarapoto describía así lo acontecido en ese lugar:

“El sábado 8, los comuneros de San Juan del Armanayacu, en compañía del veedor forestal de CORPI (Coordinadora Regional de Pueblos Indígenas) Juan Tapayuri Murayari, organizaron una visita de supervisión de una trocha hasta el punto de referencia limítrofe con San Antonio, y antes que lleguen al punto indicado, al promediar las 12 del medio día, fueron interceptados por comuneros de San Antonio de Saniyacu, quienes con machete y palos en manos, golpearon a los de San Juan, produciéndose una batalla campal en plena selva, sin importarles la presencia de mujeres e incluso niños en el escenario de los hechos. Tras media hora de gresca, los más afectados resultaron los de San Juan, quienes recibieron palos en el rostro y cabezas, que dejó como saldo 11 heridos, de los cuales 7 con lesiones de gravedad fueron trasladados al Hospital Santa Gema para recibir atención por emergencia”. Actualmente se buscan explicaciones y esto es lo último que se publicó en dicho medio el dìa martes 11 de setiembre: Ver enDiario VOCES de Tarapoto)

Estos hechos no salen normalmente en medios oficiales por tratarse de “pueblos pequeños o insignificantes”, según los medios, más aún si se trata de rosar con intereses económicos que, al cuestionarlos, tienen repercusiones en la Capital.

Estos enfrentamientos se dieron en comunidades nativas de la etnia SHAWI o CHAYAHUITAS como normalmente se les conoce. Estas comunidades nativas está siendo gravemente afectado en los últimos años, esto se debe a que sus territorios están siendo invadidos por diferentes entes: grupos económicos de gran poder, traficantes de madera, cazadores furtivos, y otros foráneos que hacen de las suyas en una tierra donde nada parece detenerlos.

¿Qué intereses pueden haber detrás? ¿Quién lidera la opinión entre los nativos como los SHAWIS? ¿Quiénes son los famosos “Curanderos”. Los chamanes, más que simples curanderos, tiene un poder de influencia en la comunidad, son muy respetados ya que ellos pueden dirigir incluso el curso de sus destinos. Una de las pretensiones de los intereses occidentales es descabezar a estos pueblos para asumir ellos sus destinos… quedarse después en sus territorios para extraer a diestra y siniestra todos sus recursos. Otro de los hechos que posiblemente se den es sembrar el caos en estos pueblos nativos, romper sus vínculos para debilitarlos. Curiosamente, después de Bagua, nada se ha vuelto a decir sobre la Amazonía. Sí se sabe por algunos medios que empresas petroleras siguen contaminando aguas y que el tráfico de madera impera como si no existieran leyes. En este año por ejemplo, la noticia se trasladó al BRAEM, al departamento Madre de Dios, y al famoso caso Conga, con la que todo lo demás se silenció.

Mientras pensamos todo esto, las fuerzas ilegales y de malvivir continúan ejerciendo sus actividades en medio de la foresta amazónica, sin que nadie pueda decir nada. Ellos aducen que tienen todos los permisos o todas las facilidades, mientras que los nativos tienen que conformarse agarrando unos centavos con lo que les engañan, con regalitos deslumbrantes para ellos, o simplemente con aguardiente para hacerles decir solo ese SÍ que tanto esperaban, como tantas veces sucede.

¿QUIENES SON LOS SHAWIS?

Los shawi son una de las más de 40 etnias que pueblan la Amazonía del Perú. Originariamente, los Shawi no han sido dominantes, a diferencia de las etnias Achuar que han sabido defender su posición e identidad con mucho celo en los territorios donde viven. Los Shawis por el contrario, han sido pacíficos y han andado siempre de un lugar a otro. Si bien en Balsapuerto se han ubicado la mayoría de ellos, otros han migrado por distintas razones a territorios aledaños. Esto les ha hecho vulnerables ante los invasores que vienen cada vez más, apetecidos por intereses económicos.
En los últimos años la identidad de la etnia Shawi se viene debilitando dramáticamente, y lo que es peor, vienen sufriendo diversos conflictos internos, atizado por diversos intereses que desean desaparecerlos para adueñarse de los territorios que pueblan. Esto viene sucediendo por ejemplo en Balsapuerto, donde el tráfico de madera, la minería e industrias extractivas luchan por superponerse. Las leyes de parte del estado no son muy claras si se trata de defenderlos, pues en este campo los indígenas siempre pierden. De tal manera están estos Entes económicos metidos en los territorios Shawis que son una verdadera ley salvaje, eso sí es la “ley de la selva” que tan equivocadamente se achata al ambiente amazónico, ésta sí es natural y goza de una armonía que posibilita un mundo biodiverso que llamamos Amazonía, hoy cada vez más depredada.
En la ciudad de Yurimaguas(Loreto) se pueden ver a los nativos shawis deambular por sus calles como mendigos. No pocas veces se tropieza uno con algunas mujeres de esta etnia, amontonadas en el piso de las aceras, con sus rostros pintados, sus miradas son asustadas o recelosas, al lado de ellas se acurrucan sus criaturas que son niños flacos y de caritas lastimeras. Todos pasan rodeándolas un poco, con una indolencia a tal punto que ha convertido este drama en algo normal.
Esa es la realidad de esta etnia Shawi en nuestros días. Pero sucede algo paradójico con la figura de esta etnia: son la primera imagen de la publicidad amazónica. pero a la vez son el último reducto que sobrevive, olvidado casi por todos. Lo último que acontece con los Shawis es la lucha por conseguir que sus territorios sean reconocidos como áreas de conservación natural.

UNOS DATOS, DESDE LA UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL PERÚ.

Interesante informe sobre la realidad de la Amazonía y cómo entenderla.

Informe sobre comunidades indígenas de la Amazonía peruana.

Anuncios