PADRE BOLLA HA FALLECIDO, AHORA VIVE EN NUESTROS CORAZONES

Luis Bolla

A penas se supo la noticia del internamiento del padre Bolla (Yankuam) en la clínica Tezza, las redes sociales y las comunidades salesianas iniciaron una cadena de oración que se mantiene viva hasta el día de hoy.

El padre Luis Bolla fue internado el lunes 7 de enero en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Padre Luis Tezza de Lima debido a un accidente cerebro vascular isquémico que le ocasionó la pérdida del conocimiento, mientras se encontraba realizando los Ejercicios Espirituales en la Casa Salesiana de Retiro “Tabor”.

Inmediatamente fue auxiliado y conducido al hospital más cercano y luego a Lima, donde tuvo una intervención quirúrgica con riesgos enormes. Posteriormente, el padre Luis ha venido mejorando, pero sin recobrar el conocimiento.( De la página oficial salesiana )

En las entrañas de la Amazonía, entre los ríos Pastaza y Morona, un tigre, con sus grandes manchas negras y ojos grandes mira hacia arriba.. olfatea con cierta extrañeza. A pesar de haber una presa muy cerca de él, parece no apetecerle ahora. Deja caer su pesado cuerpo entre la hojarasca, dobla su patas delanteras, apoya sobre ellas su mentón y yace mustio. Al rey de la selva, algo le hace sentir más que nunca súbdito de las penas, más huérfano. A él también le llega el mensaje. Algo de ellos acaba de irse, como si fuera parte de sus entrañas. Posiblemente alguna vez se encontraron, y su víctima, en lugar de asustarse le haya hablado que también él tiene una razón de ser ahí, y posiblemente él no sintió que era comida adecuada sino algo que respetar porque tenía una luz especial, la de su creador.

"Esto es mi cuerpo, que será entregado..."  Padre Bolla sedio día a día a sus hermanos indígenas.

“esto es mi cuerpo, que será entregado…” Padre Bolla sedio día a día a sus hermanos indígenas.

Padre bolla, hijo de las entrañas de la Amazonía, defensor y mensajero para los pueblos indígenas.. ha dejado de existir para esta vida. Semanas antes yacía delicado de salud, a causa de una grave enfermedad que le había privado totalmente toda actividad.
Todos en la Amazonía hemos conocido al Padre Luis Bolla, no sólo fue hombre de iglesia, sino también gran maestro de los indígenas, un verdadero PADRE para ellos. Había entregado lo mejor de su vida a sus hermanos indígenas, había no sólo enseñado sino siempre se puso en actitud de aprender.

Padre Bolla, joven entre jóvenes

Padre Bolla, joven entre jóvenes

Recuerdo aquella vez (inicios del 2008) coincidimos en la parroquia pasionista de Tarapoto, estaba acompañado de algunos estudiantes(seminaristas) salesianos. Fueron momentos maravillosos, de verdad sentí al padre Bolla un joven más, ni un ápice de esos respetos verticales a lo que nos acostumbran a veces, era tan sencillo y grandioso hablar con él, realmente reflejaba una gran personalidad. Pues llegó el momento de compartirles esta experiencia y me salen así de fácil, porque me da mucha pena, gran hombre de verdad…

Padre Luis BollaEn mi opinión, padre Bolla es el hito que nos marca el tiempo y la historia. Padre Bolla, padre Pío que fallecieron y muchos otros grandes misioneros que aún nos acompañan, nos dejan un mensaje a los jóvenes: “ES LA HORA DE USTEDES”. No podemos vivir de la nostalgia de esos años misioneros. Hay mucho por hacer, pero con nuevos rostros, con nuevas formas, con nueva esperanza que la hace Dios, siempre Nueva Noticia para todos. No podemos decir que Padre Bolla no ha muerto, sino que ha dejado de existir para esta vida, mas vive ahora entre nosotros porque lo sentimos, más aún los indígenas con quienes vivió.

Padre Bolla viene a unirse a las estrellas del firmamento para alumbrar desde allí a los indígenas sus hermanos, seguirá siendo guía para los que trajinamos todavía en esta tierra. La muerte le sorprendió este año, en plena donación de su vida para los que amaba y ama desde allí ahora. Termino siempre en estos casos con las palabras del poeta Pemán que dice:

Me di en la alegría y en el dolor
Me di en la salud y la enfermedad
Me di sin tender nunca la mano para cobrar el favor
Me di de tal suerte
Que me ha encontrado la muerte
Sin nada más que el amor

08

Anuncios