“NO TE CONFORMES CON DAR, SIENTE EL SACRIFICIO DEL DAR PARA SER REALMENTE FELIZ”


“Cuando era niño conocí a un sacerdote muy bueno y ejemplar. Me acogió siempre con alegría familiar y aseguró a mis padres que con el tiempo me vería sacerdote. –Roger– Me decía en esos años de mi infancia –Cuando seas grande serás sacerdote–. Hoy, más de 20 años después, aquí me tienen, misión cumplida”.

Con esas palabras nos animaba el ahora Padre Roger en su agasajo en el salón parroquial de Cristo Rey, después de su ordenación. La concurrencia podía ver en sus ojos la emoción que se escapaba a veces en emotivas lágrimas, más aún cuando veían a mamá de Roger dar su testimonio con amor y gran desprendimiento de su hijo muy querido, lo ofrendaba a Dios que era lo mejor que hacía, y lo decía con resquebrajadas palabras. Nos hizo sentir por un momento a Dios en nuestro corazón que nos preguntaba ¿Y TÚ?.

Nuestro muy querido hermano Roger Tamay Ramirez (religiosos pasionista), el 5 de enero del 2014 a las 4 de la tarde de un día domingo, en la parroquia pasionista de Cristo Rey, de las manos de Monseñor José Luis Astigarraga Lizarralde, obispo de Yurimaguas, recibió la ordenación sacerdotal. De esta forma, Roger dio un paso más en su vida consagrada, esta vez como sacerdote.

Después de años de formación religiosa y una buena experiencia misionera en diferentes lugares de la Congregación Pasionista en Perú (Yurimaguas, Huancayo, Tarapoto, tc), ahora se hace sacerdote, aquel que llegará a las almas con la sagrada presencia de Cristo en las manos, aquel que dará sentido real a la máxima aspiración del creyente: la Eucaristía.

Roger Tamay Nació el 20 de noviembre de 1985, en el centro poblado de Puentecillos, distrito de Santa Rosa, provincia de Jaén. A los 17 años ingresa a la Congregación Pasionista, y hoy con sus 28 años, puede decirle nuevamente al Señor: “Jesús, aquí me tienes para seguirte a donde vayas”. En el el folleto/ritual preparado para la celebración de esta ocasión dice al fina de la prentación: “Gracias a todos los presentes por acompañarme en este día de mi Ordenación Sacerdotal. Les pido sus oraciones por mi perseverancia y fidelidad.

Así es hermanos, sobre todo y lo primero ORACIONES para Roger y tantos otros misioneros que, en silencio, siguen diciendo Sí al Señor cada día con el sacrificio de sus vidas.

Anuncios