PADRE ANTONIO (TOÑO), ¿UN CASO DE PERSECUCIÓN ?

Padre Toño
Seguimos atentos a lo que acontece con el Padre Antonio, conocido como “Toño”, sacerdote español que labora en El Salvador. Aquí un reporte de la pagina web “Prensa Gráfica” de El Salvador.

El sacerdote Antonio Rodríguez, conocido públicamente como padre Toño, rechazó ayer conocer a José Timoteo Mendoza, alias “el Chory”, con quien la Fiscalía General de la República (FGR) lo vincula como parte de una supuesta estructura delictiva conformada por abogados, policías, fiscales y civiles.

Mendoza, miembro de pandilla y recluido en el centro penal de Cojutepeque (Cuscatlán), tenía comunicación directa con Rodríguez, aseguró la FGR el miércoles pasado, cuando se dio la mayor parte de las capturas. Tal comunicación, según la imputación, habría derivado en que el religioso introducía objetos prohibidos para miembros de pandilla, tales como teléfonos celulares.

“No sé quién es (‘el Chory’). Yo cuando me reunía en las cárceles con el trabajo pastoral salían los responsables de sector, no sé a qué se refieren (…). Tengo mis manos tranquilas, me he sometido a todos los registros. Solo una vez llamé al director (Rodil Hernández), pueden preguntarle, porque una vez me revisaron hasta mis intimidades”, dijo ayer Rodríguez, cuando fue llevado al Juzgado Especializado de Instrucción A de San Salvador.

El religioso fue acusado ayer de los delitos de tráfico de influencias, agrupaciones ilícitas e introducción de objetos prohibidos a centros penitenciarios. Según él, su arresto podría ser interpretado como una “persecución política” porque “ya saben que yo he hecho declaraciones fuertes contra el fiscal (Luis Martínez), he dicho que el único que protege delincuentes en el país es la Fiscalía, por el criteriado. Quizá tiene un criteriado contra mí”.

El sacerdote fue detenido el martes pasado por la noche. Rodríguez criticó que durante su arresto, a las 9 de la noche, se le leyó una orden de captura por el delito de agrupaciones ilícitas y dos horas después le notificaron dos órdenes de captura más. “No las tenían listas”, dijo. Uno de sus abogados también criticó que, hasta ayer, no habían tenido acceso a las diligencias fiscales.

Anuncios