ASAMBLEA PASTORAL – VICARIATO APOSTÓLICO DE YURIMAGUAS

VINO NUEVO PARA ODRES NUEVOS

MIENTRA HAYA UN HOMBRE
PERDIDO EN NUESTRA SELVA,
SIN OPCIÓN A PROGRESO Y SUPERACIÓN.
MIENTRAS MUCHOS HERMANOS ESTÉN MARGINADOS
POR LAS INJUSTICIAS DE LA SOCIEDAD…
NO PODEMOS VIVIR FELICES
SI HEMOS OPTADO POR UN CAMBIO SOCIAL,
MÁS AÚN SI QUEREMOS UN PERU NUEVO,
LIBRE Y MEJOR

(Letra: música “Tierra Nueva”. Autor. P. Carlos Murayari)

Con gran alegría y gozo en Cristo, se va terminando los días de la Asamblea Pastoral del Vicariato Apostólico de Yurimaguas. La Sala de Convenciones de Radio Oriente albergó estos días a más de cien personas, entre laicos, sacerdotes y religiosos del Vicariato de Yurimaguas.  Dicha asamblea, dirigida por Monseñor José Luis Astigarraga Lizarralde (Pasionista), tuvo el honor de contar con la presencia de monseñor Zerdin, obispo del Vicariato A. de San Ramón (Departamento de Madre de Dios y anexos). Asimismo la Srta. Ana Tenorio, invitada de Lima para compartir las nuevas formas de enfoque de la catequesis en nuestros días.

Durante los días que duró la asamblea se debatió a profundidad, con la participación de los mismos protagonistas de la pastoral (líderes cristianos de las comunidades rurales), la situación de la animación pastoral en el Vicariato Apostólico de Yurimaguas. Ante la crisis de los métodos de evangelización en la Iglesia católica, que se va sintiendo aquí como en todo el mundo, surgen propuestas renovadoras que son un alivio y voz de Dios que nos animan a seguir caminando. Iluminados por el evangelio de los Odres nuevos (Lc 5,36-39) y las continuas exhortaciones de nuestro hermanos mayor, el papa Francisco, hacemos un alto para reflexionar y reiniciar un tiempo nuevo de compromiso pastoral en el Vicariato Apostólico de Yurimaguas.

Las propuestas trabajadas en los días de reunión, plantean una nueva visión de la pastoral catequética, una renovación de las estructuras que sostienen la pastoral y una atención más humilde a las voces de nuestro pueblo, siendo Yurimaguas zona misionera de características rurales en la mayoría de sus habitantes.

La Amazonía sigue y seguirá siendo tierra de misión, de compromiso cristiano, de lucha diaria por la vida y la subsistencia.

Anuncios