NAVIDAD EN LA SELVA

Navidadportada

???????????????????????????????Las grandes fiestas y movimiento de gente están en las ciudades. En estos días como la Navidad, la gente va de aquí para allá haciendo compras y regalos, preparando un surtido de detalles para la media noche. Habiendo arrancado a la Navidad su verdadero significado espiritual, corren alocados tras ese fantacioso y decrépito viejo vestido de rojo que luce en los comercios, un mundo de sugestión que les incita a comprar y comprar. P1020265La clase pudiente y el mundo comercial ha puesto a la Amazonia misma en una vitrina de oferta. Se vende todo, hasta las conciencias. El atropello a las gentes sencillas de la Amazonía es cada día un escándalo inhumano, atropello a sus bosques, a sus animales, asus aguas, asus humildes mujeres ya desde la adoelecencia(trata de menores), a su educación que es bstante desatendida en estos lugares, a todo y a cada momento. El campesino amazonense es sometido a una suerte de esclavitud donde no tiene otra oportunidad que la de depender de estos grandes intereses comerciales y gentes aprovechadores en esta miseria.

canoaEn los hogares humildes, apartados de la fiebre mercantil, la Navidad transcurre aparentemente como un día ordinario, pero lleno de significado en sus corazones. Disfrutan de esos momentos únicos en familia sentados a sobre un emponado (piso natural elevado con la que hacen las casas en la amazonía), sonríen aunque sea con un pedazo de pan seco.

En algunos pueblos se oye algún villancico que les anima a sentir más la Navidad. Si bien el consumo ya está entrando en estos pueblos, todavía se obeserva un espíritu navideño al hacer las famosas veladas al Niño Manuelito. Es muy lindo cómo arman sus nacimientos y promueven en los niños la suma reverencia al Niño Dios.
¿Como es esto?
En la Amazonía, la Navidad es un día único. Acostumbrados a celebrar las fiestas patronales a todo dar en noches y noches de veladas, el niño Jesús no puede pasar desapercibidos, algo hacen. En algunos pueblitos hacen la famosa ¡Promesa al Niño Jesús”, danzan y hacen otros homenajes que pone al pueblito en ambiente festivo, no hay panetoón pero sí uno riquísimos tamales y abundante chicha de maíz, ah, y el infaltable masato para resistir el desvelo.
A fin que no se pierda enP1020761 la selva estas hermosas costumbres, hace falta un mayor acompañamiento religioso y de las autoriddades civiles. Aunque ellos no lo hagan, el Niño Manuelito seguirá naciendo en los corazones de nuestras gentes humildes de la Amazonía.
“FELIZ NAVIDAD A TODOS LOS QUE SUGUEN ESTA PAGINA, QUE EL NIÑO DIOS LES BENDIGA Y ACOMPAÑE SIEMPRE”

 

 

Anuncios