CAMINOS DE MISERICORDIA PASIONISTA AL INICIAR ESTE AÑO 2016


Los días 4 al 9 de enero de este mes, los misioneros pasionistas se reunieron en la casa de ejercicios espirituales en La Molina, Lima. Estuvo dirigido por el P. Alessandro Foppoli, secretario general de la Congregación Pasionista radicado en Italia. Fue muy amable de su parte al haber aceptado la invitación que se le hizo para acompañar a los misioneros en Perú en estos días de reflexión.

Los temas del retiro de estos días redundaron en “La Misericordia de Dios Padre”, tema enfatizado por el actual Papa. Tenemos en cuenta que, este año 2016, está dedicado a este propósito y requiere un gran trabajo su puesta en práctica.
Los temas de los ejercicios espirituales en este contexto fueron bastante contundentes ya que nos lanza a un compromiso concreto en la vida diaria de nuestras comunidades. Pero también fue bastante emotivo ya que se trabajaron gestos que fueron reforzando más nuestra unidad familiar pasionista. Pedimos a Dios nos ayude a caminar hacia esta gran meta de la misericordia este año y siempre.

Podríamos interpretar como bendición una copiosa lluvia que cayó estos días en la ciudad de Lima, particularmente en La Molina. Nuestra casa quedó bien empapada, incluso charcos de agua fueron cubriendo los pisos de los pasillos y patios; es siempre una bendición que Dios nos cubra con la madre naturaleza de la lluvia. Que el agua bendita fresca no falte en nuestro largo camino por el desierto de la vida, a veces áridos y secos, que así sea siempre.

Una detalle que dio novedad y ánimos a estos días de ejercicios fue la participación de las hermanas pasionistas Hijas de la Pasión (mexicanas), tres hermanas que se aunaron a este retiro de sus hermanos pasionistas; ellas laboran en Pampa Hermosa, un lugar de la Amazonía del Perú en la carretera Tarapoto Yurimaguas, llegaron recién el año pasado y ya gozan de grandes misioneras itinerantes en la zona; Dios las bendiga y sigan esa labor con cariño y donación total. También fue motivadora la presencia de numerosos religiosos pasionistas jóvenes nacidos en Perú, muchos de ellos sacerdotes ya, van entrando en esta labor misionera en el Perú y otros lugares de nuestra Provincia pasionista, se va notando su labor y protagonismo en las diferentes comunidades a donde están designados.

Estas actividades al iniciar este año, nos animan a los misioneros a enrumbarnos a la gran tarea evangelizadora; con entrega fe y amor. Estamos seguros de que Cristo empujará las velas de nuestra barca hacia la ruta de su voluntad. Suplicamos a ustedes nos acompañen en este caminar. Les estaremos compartiendo muchas novedades desde estos medios que Dios pone para hacerlo fructificar para edificación de todos.

Anuncios