NAVIDAD ES FAMILIA Y FAMILIA ES NAVIDAD. SÓLO DESDE ALLÍ BRILLARÁ EL VERDADERO AMOR

tarjeta4

En esta Navidad, contemplamos al niños Jesús, no en un pesebre, sino en una familia, sus padres, José y María, le rodean con amor; puede que sea fría la noche pero hay un calor tan hermoso y cálido, el amor entre José y María, ambos se desviven por Jesús, no está solo después de todo. Ya les había fortalecido Dios a ambos a través del angel: “no temas María, serás Madre de Dios”, “no temas José de cuidar del niño”. Dios quiso nacer de una familia, esposo y esposa, hombre y mujer. Si así lo quiso Dios, por qué habríamos de hacer lo contrario.

Y desde Belén se inicia el largo peregrinar de esta familia de Jesús, María y José. Solos en Belén, aquella fría noche donde nadie quiso acogerles, como solo está la familia ahora, en un mundo donde todos defiende sus intereses menos a la familia, donde ser familia es “anticuado”, “cursi”, anacrónico”.
Tuvieron que huir de las manos asesinas de Herodes, como hoy donde la familia tiene que huir de la vorágine de este mundo que intenta destruir a la niñez.
jose-y-maria6366814131_40bde2d79b_o

Solos en una tierra desconocida, pero fieles en todo momento, apretando fuerte al niño entre sus brazos. Es el tesoro de María y José, sin Jesús, ¿qué sentido tendría vivir o sufrir? Sólo los sostenía la alegría de que son familia. Hoy la familia se encuentra en una terrible encrucijada, este mundo se ha hecho desconocido para la familia, este mundo defiende lo indefendible, argumenta la reverso, es inexplicable y difícil de conocer a esta generación; aquí la familia se siente sola, muy sola.
madre-nino

Ahora que estás frente a la SAGRADA FAMILIA en el Pesebre de Belén, lo más que podemos hacer es calentar ese momento frío con tu corazón, lleno de amor a Jesús, decirle que no está solo, que estás tú, y que mientras estés con ellos nunca les faltará calor humano de FAMILIA.
“DEFENDAMOS LA FAMILIA, PORQUE TÚ YO, LO NECESITAMOS”

Anuncios