Datos y notas.

INDIGENAS EN LA REGION AMAZONICA DE COLOMBIA

La Amazonia constituye un extenso territorio, en su mayoría selvático, que cubre el 35% del territorio nacional y el 61% de los bosques naturales en Colombia. Allí viven 44 pueblos indígenas. Administrativamente tiene una superficie de 403.348 kilómetros cuadrados en lo que corresponde a los departamentos de Amazonas, Caquetá, Guainía, Vaupés y Putumayo. La Amazonia colombiana representa el 8% de la región Internacional de la Amazonia.

HISTORIA DE LA REGION AMAZONICA DE COLOMBIA

La región permaneció relativamente marginada de la vida del resto de la nación. Históricamente fue región de enclaves extractivos de recursos naturales y de la labor misionera de grupos religiosos. Durante el periodo de la Colonia se intento la colonización de algunos lugares del pie de monte este es el caso del alto Caquetá y Putumayo donde los jesuitas, desde el Siglo XVII hasta su expulsión en 1767, incursionaron sobre la “nación de los Encabellados” nombre que le dieron a los Tukano Occidental.

Conformada la República, lo extenso del territorio, las dificultades de acceso y la dispersión de la población aborigen obstaculizaron la incorporación de estos extensos territorios a la vida y economía del país. No obstante estas circunstancias, la esclavización forzada de los indígenas a causa del auge de la extracción de caucho ocasionaron un etnocidio en el que casi desaparecen muchos pueblos que fueron sometidos a condiciones esclavas de trabajo.

El auge cauchero, que dio lugar a abusos y excesos de violencia como las de la tristemente famosa Casa Arana –Peruvian Amazon Rubber Company-, que ocasionó la muerte entre 1900 y 1910, de cerca de 40.000 indígenas (Pineda 1998:34). Las denuncias del cónsul británico Roger Casement en 1910 y una campaña internacional contra las atrocidades de los Arana, llevaron a la liquidación de la compañía en 1912. la disputa con los intereses de los caucheros llevó al país, en 1932, a un conflicto bélico con el Perú, que una vez resulto, hizo que el Estado se ocupara de este territorio y de la suerte de los indígenas.

En 1956, la Caja Agraria se ocupó del fenómeno de la colonización abriendo frentes en el Caquetá (La Mono, Maguaré y Valparaíso) y el Ariari. Allí la Caja apoyó el traslado, entre 1959 y 1961, de cerca de 1.300 familias (Dainco, 1977:44). En 1963 el Incora se hizo cargo de estos frentes impulsando además procesos de colonización desde el piedemonte, en Arauca y el Putumayo, departamento este último en donde se desarrollaría luego una intensa actividad petrolera que estimuló la colonización y diezmó los territorios de los pueblos Cofán e Inga. Procesos de colonización vivieron los Koraguaje del Caquetá y los Guayabero del Guaviare.

Seguir leyendo en:
http://www.todacolombia.com/etnias/gruposindigenas/amazonia.html

LA AMAZONÍA, DONDE ABUNDÓ LA RIQUEZA ABUNDÓ LOS CONFLICTOS

La Amazonía, admirada y apetecida por sus recursos forestales y petroleros, es una región en constante conflicto. En la época colonial, la fiebre del supuesto oro en la selva ocasionó la muerte de muchos indígenas por parte de los colonos. Pero aún fue mayor el exterminio indígena con el descubrimiento del caucho. Por ejemplo, la Casa Arana –Peruvian Amazon Rubber Company-, ocasionó la muerte, entre 1900 y 1910, de cerca de 40.000 indígenas. Fueron importantes las denuncias del cónsul británico Roger Casement en 1910 y una campaña internacional contra las atrocidades de los Arana. Actualmente, estas tierras selváticas siguen en constante tensión entre las poblaciones étnicas y las empresas extractoras. El conflicto en Bagua fue una luz roja y un llamado al mundo. Urgen decisiones firmes que preserven la Amazonía y leyes justas a favor de los marginados. Que realmente exista la palabra JUSTICIA.